#101. La importancia de traducir (bien) las cartas de restaurante

carta en inglés

carta en inglés

Traducir cartas de comidas, de vinos y por supuesto, la página web de tu restaurante, atraerá a nuevos clientes a tu negocio y te ayudará a tener una mayor visibilidad y una mejor imagen. Y es que nadie debería subestimar hoy en día el poder que tiene Internet en los procesos de decisión. Son muchos los clientes que planifican su viaje con antelación, que buscan en guías de viajes online, blogs y páginas web sobre turismo o directamente en Google. Por ello, si tu establecimiento tiene disponible la información de sus servicios en el idioma del cliente potencial, las probabilidades de que se decanten por tu negocio aumentarán considerablemente.

Además, tampoco podemos olvidarnos del cliente que va caminando por la calle mientras le ruge la barriga y busca (a menudo con bastante desesperación) un restaurante donde comer, sin haber reservado con anterioridad. Ahora imagínate que eres tú el que viajas fuera de tu país y buscas un restaurante para comer, y que encuentras uno con la carta en castellano y otro que no la tiene. ¿En cuál de los dos entrarías? Muy probablemente preferirías entrar en aquel establecimiento donde entiendas la carta a la perfección y donde sabes que no vas a “comer a ciegas”, ¿verdad?

Por todo ello, es vital hacer comprensible los platos y bebidas que ofreces a personas que provienen de otras culturas y que hablan otro idioma. Pero, ¿puede hacer cualquiera este tipo de traducciones? Definitivamente no.

Si bien enfrentarse a una traducción nunca fue tarea fácil, traducir la carta de un restaurante requiere de un conocimiento muy amplio de la gastronomía y la cultura de aquel país desde el que se realiza la traducción y de aquél del público al que va destinado. Por este motivo, las traducciones de cartas de comidas suelen realizarlas traductores nativos que residen en nuestro país y que conocen a la perfección ambas culturas e idiomas. La cultura gastronómica de cada país es un mundo, y si además se trata de dos culturas lejanas (como podrían ser la cultura rusa o china y la española), traducir correctamente se vuelve bien complicado. Así, este tipo de traducciones deben dejarse sólo en manos de auténticos profesionales de la traducción, y no de cualquier primo/amigo/conocido que dice conocer la lengua meta para evitar auténticas chapuzas que pueden arruinar la imagen de tu establecimiento. 

Menú mal traducido

Menú mal traducido

Actualmente Barcelona recibe más de cinco millones de turistas cada año, y la gran mayoría de ellos vienen atraídos por la buena reputación de la cocina española, lo cual los convierte directamente en críticos potenciales de tu restaurante a partir del “boca a boca” o incluso de comentarios en foros, blogs y webs especializadas en turismo.

Así que no lo olvides: una perfecta presentación de los platos no es suficiente si la carta no es capaz de seducir al cliente. Y aunque aparentemente puede parecer algo nimio, no es suficiente con traducir sólo la carta. También es fundamental tener traducido el menú del día o las especialidades de la temporada, porque éstas suelen ser precisamente las mejores ofertas de cualquier restaurante.

Ofrecer la carta profesionalmente traducida debería ser la condición sine qua non para cualquier restaurante, algo que, al fin y al cabo, no sólo permitirá presentar lo mejor de sí mismo de cara a los clientes internacionales, sino que también hará una tremenda justicia a la labor realizada en la cocina.

 ¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Posts relacionados: 

#96. El boom del turismo ruso en Cataluña

#90. Barcelona es ya una de las 10 ciudades más visitadas del mundo y líder española en turismo cultural

 

This entry was posted in Crónica, Español and tagged , , , , . Bookmark the permalink.